Rallado de canela

Cómo las especias apelan a nuestros sentidos – mi ritual diario de la canela

Hoy quiero escribir sobre mi ritual sensual de la canela. Todas las mañanas me tomo el tiempo para preparar té verde y cortar fruta fresca, a la que añado copos de avena y yogur al estilo griego con toda la grasa. Entonces rallo vainilla mexicana sobre ella. En Papantla, de donde proceden mis vainas de vainilla, las flores de la vainilla son polinizadas de forma natural por las abejas. Las vainas de vainilla fresca tienen mucha resina que mancha mi rallador de canela. Después rallo canela de Saigón, llenando mi cocina de una nube dulce con un olor suave, que hace que mi nariz hormiguee y despierta los sentidos. En mi desayuno, la canela es mi vigorizante y sustituto del azúcar, que además quema grasa.

Canela en rama
Canela de Ceilán y de Saigon en rama

En el caso del té verde, la segunda infusión también tiene buen sabor. No sólo agrego canela a mi fruta fresca y mi cereal del desayuno, sino que también corto en pedazos una ramita de canela de Ceilán y la añado a mi té de la tarde. De esta manera, la infusión de té verde, libre de cafeína, gana sabor y un efecto vigorizante.

 

Mi cereal con frutas y yogur griego y el té verde son sólo dos ejemplos de alimentos con una dosis concentrada de nutrientes y sabor, que me han ayudado a bajar más de 20 kg de peso y quemar una gran cantidad de grasa del vientre.

 

Rallado de canela
Paquete con rallado de canela de Cinnamonhill

La fruta, por lo general, la compro en el mercado local, la avena en una tienda de alimentos saludables y la canela en rama la pido por Internet a Cinnamonhillhttp://iitm.be/cincasia

2 comentarios sobre “Cómo las especias apelan a nuestros sentidos – mi ritual diario de la canela”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *